04 marzo, 2015


A.F Silverio Martínez Fernández

Hoy 3 de marzo se ha celebrado en Barcelona el Campeonato de Ajedrez Relámpago del Mobile World Congress 2015. El evento ha sido organizado por la empresa noruega Nordic Semiconductor (ya aprovecho para darles la enhorabuena y la gracias por la magnífica organización, en especial a Anne Strand). El gran atractivo ha sido la gran estrella y Campeón del Mundo de Ajedrez Magnus Carlsen. Además, las partidas han sido comentadas y arbitradas por el periodista español Leontxo García, y Geir Langeland (director de ventas y marketing de Nordic) y Christopher Vibe (embajador de Noruega en España) han presentado el campeonato. Cabe destacar lo entretenido y divertido que ha hecho el campeonato Leontxo, que ha sabido ganarse al más de centenar de personas que estaba viendo las partidas.

Con Leontxo García, speaker del torneo
Con Leontxo García, speaker del torneo


Geir Langeland (director de ventas y marketing de Nordic) y Christopher Vibe (embajador de Noruega en España)
Geir Langeland (director de ventas y marketing de Nordic) y Christopher Vibe (embajador de Noruega en España)
El campeonato ha consitido en el desafío de Magnus Carlsen a 10 participantes del Mobile World Congress, que previamente fueron seleccionados por Nordic Semiconductor a través de una encuesta por internet. Entre los 10 participantes me encontraba yo (Silverio Martínez Fernández), y otros 9 jugadores de todas partes del mundo que estábamos deseando que llegase el momento de sentarnos a jugar.

En cada partida, Magnus Carlsen ha jugado con negras y ¡1 minuto de tiempo!, mientras que los demás teníamos de ventaja las piezas blancas y 5 minutos de tiempo.

Respecto a la partida (que próximamente intentaré colgar), ha salido bastante mejor de lo que esperaba. He salido muy bien de la apertura, llegando un medio juego tranquilo, en el que he conseguido ir cambiando piezas y llegar a un final de peones que de jugar bien, habría acabado en tablas. Sin duda alguna, mis partidas en el por equipos con el Catalunya Escacs Club me han ayudado a recuperar un poco la forma, puesto que dejé de jugar al ajedrez en 2006. Al final, después de un grave error, donde se ha notado quién es aficionado y quién campeón del mundo, la partida se ha decantado para las negras. De todos modos, bastante contento con la partida, pues he superado enormemente mis expectativas iniciales, llegando a poner en serios apuros a Magnus, y con apenas algo más de 10 segundos para cada uno al terminar la partida.

Silverio Martínez Fernández vs. Magnus Carlsen

Silverio Martínez Fernández vs. Magnus Carlsen



Silverio Martínez Fernández vs. Magnus Carlsen



Silverio Martínez Fernández vs. Magnus Carlsen
Algunos momentos de la partida
Ninguno hemos conseguido arañar algún punto en las partidas, y Magnus Carlsen se ha ido con todas las partidas como victorias. Al finalizar el torneo nos han regalado un tablero de ajedrez a cada uno y se ha servido una copa de cava.
Todos los participantes
Todos los participantes
Os dejo algunos vídeos con la presentación del torneo y entrevista de Leontxo a Magnus, mis declaraciones antes de la partida, algunos momentos de la partida del medio juego y final (¡gracias Oscar y Rebecca por los vídeos!), mis declaraciones después de la partida y las declaraciones de Magnus después de mi partida. Las fotos con alta calidad están en la galería de fotos del club.
Pero como ven, ¡el titular no dice nada esto! Ha sido después de la partida, cuando más me ha sorprendido Magnus Carlsen. (Una periodista me dijo una vez que lo más importante se escribe al principio de la crónica para quien deja de leerla, pero como Ingeniero de Software me gusta más hacerlo secuencial... ¡lo siento por los lectores!)
Primero, ha analizado conmigo el final mostrándome cómo había que jugar para hacer tablas. Todo un detalle.
Analizando la partida
Analizando la partida, ¡podría haber hecho tablas!
Segundo, no quería desaprovechar la ocasión de irme con un bonito recuerdo para el club. Le he enseñado el polo de nuestro club y me ha contestado con un: "¡yo conozco al Reverté! jugué contra él" :) Aquí podeís imaginar, la sonrisa que se apoderaba de mi rostro. Así que le he pedido si podía dedicarnos el polo, y nos ha dejado la siguiente dedicatoria: "To the chess players of Almería, Magnus Carlsen". Todo un honor que el Campeón de Ajedrez del Mundo conozca nuestra tierra por nuestro club. Bromeando le he comentado que para nosotros sería un honor que algún día jugase por nuestro equipo, y ya le he comentado a su representante, Espen, que intentaremos trabajar duro para volver hacer un equipo Campeón de España como en 2005. Ya véis, dejándome querer, y metiendo un poco de presión a mis compañeros que defenderán la camiseta del Reverté en el Campeonato de España a celebrar en Padrón en agosto jeje
Magnus Carlsen firmando un polo del Club Reverté
Magnus Carlsen firmando un polo del Club Reverté
Magnus Carlsen posando con el polo del Club Reverté
Magnus Carlsen posando con el polo del Club Reverté
Tercero, también quería informarle de nuestro evento estrella en el calendario, el Festival Internacional de Ajedrez Juan Martínez Sola. Y aquí ya me ha dejado atónito. Ha cogido el cartel de la última edición, y me ha empezado a hacer preguntas del torneo. ¡Quería conocer todos los detalles!
Contestando las preguntas de Magnus
Contestando las preguntas de Magnus sobre el Festival Internacional de Ajedrez Juan Martínez Sola
Magnus Carlsen posando con el cartel del I Festival Internacional de Ajedrez Juan Martínez Sola
Magnus Carlsen posando con el cartel del I Festival Internacional de Ajedrez Juan Martínez Sola
Resumiendo, hoy me he levantado ilusionado para jugar una partida con el actual Campeón de Mundo de Ajedrez y uno de los mejores jugadores de la historia, pero lo que más me ha sorprendido es su pasión por el ajedrez, y su enorme interés por todo lo que le rodea. Sólo puedo pensar en una persona que me haya transmitido esa pasión por ajedrez, y es quién me enseñó a jugar. A mi padre le dedico este gran día.
Crónica de Silverio Martínez Fernández.

Almería y el Club Reverté, grandes conocidos para Magnus Carlsen

Seguir Leyendo

02 marzo, 2015

 

Luis Muriel Burgos
Me dicen que Luis Muriel Burgos ha fallecido por causa de un infarto inesperado. ¿Y cuando puñetas se espera algo así? Siempre es un hachazo que termina con todo un mundo.

El Alcalde de Guadix ha puesto de manifiesto el sentimiento dolido de la gente, que echará mucho de menos a Luis. Estoy seguro de que no son palabras protocolarias. Luis era un hombre bueno. Durante treinta años tuvo a su cargo la Biblioteca Municipal de Guadix. No sólo trabajaba en la cultura sino que gustaba de la cultura, de la literatura, de la poesía.

Y del ajedrez. En la Biblioteca hubo un espacio para el ajedrez. Luis mantuvo un club y dió clases en su pueblo, como sólo se puede mantener un club en un ambiente poco propicio, con alguna heroicidad y hasta donde se podía. Luis era la clase de persona que apenas se ve pero que forma el sustrato fundamental del ajedrez.

Luis fue uno de mis primeros amigos del ajedrez. Fuimos camaradas durante algún tiempo en un club muy peculiar, allá por los setenta. Luego cada cual tomó su rumbo.

Pasamos infinitas horas de disfrute en las mesas de la Real Escuela Granadina de Ajedrez. "Querrás decir Club REGA, ¿no?", me diría ahora mismo si pudiera, un poco zumbón, a su manera, que era siempre suave en el gesto y en la palabra.

Le decías cualquier cosa y su actitud y su herramienta era la calma en compañía de la sonrisa con la que se armaba frente a los problemas. Atento y respetuoso con todos dejaba que su sonrisa todo lo puntualizara con suavidad.

Durante muchos años apenas tuve noticia de él, hasta el año pasado. Volvimos a vernos hace unos meses en el espléndido local del CajaGranada, donde participaba con el Club Dama de Baza. Recordando viejos comentarios suyos sobre rivalidades geográficas le bromeé tontamente:

- "¿Cómo es esto, Luis...? ¿Un accitano como tú jugando con los de Baza?"
- "Eso es igual, Guillermo. Se trata de jugar y pasarlo bien."

Y sonreimos.


Cierto día, hace muchos años, quizá más de veinte, Luis me contó una idea que él creía destinada a enriquecer la relación humana en torno al ajedrez: el ajedrez por parejas. Creo que llegó a patentar esta modalidad de ajedrez, y sus modos de control y desarrollo. Pensó Luis que de la misma manera que en un deporte individual, como el tenis, se puede disputar un partido en colaboración entre dos talentos muy diferentes, así también podría ocurrir en el ajedrez.

Inserto a continuación un pequeño homenaje que alguien hace a Luis Muriel:

Hombre bueno, buen ajedrecista

Seguir Leyendo

26 febrero, 2015



Dos bellezas. Algún imbécil consideró que a la espléndida modelo de la izquierda le sobraban carnes para pasar trajecitos y la despidió por "gorda"; la otra modelo exhibe costillas, senos y brazos famélicos. A una le asesinan su cintura y sus muslos; a la otra, la sanan un poquito sobre el papel. ¡Allez hop!

Por cierto, se cumple el 25º Aniversario de Photoshop.

Antes de seguir, advierto al lector que esto va de trucos y también de ajedrez. Al final lo verá. Confíe en mí.

"¡Duro es ser superhéroe de la Galaxia!", dice un conocido mío. Como prueba vea a Mussolini en la foto publicada hace 73 años (izquierda). Arrogancia, valor, decisión, blandiendo la espada implacable. El caballo parece demasiado manso; pese a ello, el precavido césar de las nuevas legiones romanas se hace tomar la brida por alguien, como puede verse en la foto original (derecha). Luego se borra al lacayo para dejar sólo los valores del héroe...
Las fotos muestran el famoso encuentro de Hendaya (1940). Hitler, sereno y digno, mira a lo lejos su gran destino. Al lado, la mirada de Franco cae a los pies, como si su destino fuera mucho más corto. ¡Quién diría que, contra las apariencias, uno duró 5 años y el otro, 35! Franco se concentra en decir alguna tontería sumisa como de calle Mayor de pueblo; ojitos cerrados; boquita abierta; y deditos extendidos en un gesto que refuerza algo destinado a no ser tenido en cuenta por su interlocutor.

En la foto de la derecha se rectifica todo. ¡Allez hop! Le ponen ojos atentos; se recortan los dedos para mostrar una mano impertérrita y suprimir ese gesto de doña cotilla. Lo que se salva en todas las fotos de la ocasión es la sonrisa. Era diplomáticamente imprescindible mostrar casi amor.

Hay más miga. Franco quiso halagar a Hitler y se colocó la alemana Cruz del Águila. Luego, resultó oportuno mostrar en casa entereza patria y, en consecuencia, se manipuló la foto para que apareciera la española Medalla Militar Individual. Último remate: la altura de Franco quedaba, más o menos, a la altura del bigote de Hitler y su hombro, palmo abajo del hombro hitleriano. Tuvo remedio, como se ve...

Nuevas fotos, famosas. Mucha sangre detrás. Habrán reconocido a Stalin y también habrán notado que hay un caballero sonriente, que se volatiliza en la foto de la derecha. Se llamaba Nikolai Yezhov y, pese a su tierna sonrisa, dirigió la Gran Purga en el NKVD, asesinando a cientos de miles de personas. Tipos así son los auténticos vampiros. En 1939 Yezhov cae en desgracia. Es ejecutado en 1940. Se decidió obrar como si nunca hubiera existido y... ¡allez hop!

Los afanes por enmendar la realidad existen en todos los campos... Por ejemplo, en el campo de fútbol. Partido entre el Barcelona y el At. de Bilbao. Inicialmente un periódico publicó la foto de la izquierda para ilustar un supuesto fuera de juego. Más tarde se produce el escándalo, cuando se descubre que la foto había sido retocada, quitando a un jugador del Atlético. ¡Allez hop! La foto real es la de la derecha y el fuera de juego resulta bastante cuestionable. El periódico alegó un problema de infografía... (ver aquí).


Concluyo esto de gente haciendo trucos contando algo cercano, pequeño, ridículo. Se trata de un caso denunciado por el Club Motrileña de Ajedrez (ver). Consiste en la manipulación de una nota oficial en el blog de la Delegación Granadina de Ajedrez. Quedé atónito, sólo un poco atónito, no hay que exagerar.

La manipulación ha consistido en tomar un anuncio de hace cinco meses y sustituir ahora de tapadillo a un árbitro por otro y, además, designar un nuevo arbitraje, sin mediar concurso, aparentando que está así desde el 2 de septiembre de 2014, ya que no media ningún aviso. ¡Allez hop!

¿Manipulación inocente? Ni mucho menos. Hay dos efectos: ocultar algunas cosas e impedir que salgan otros árbitros, si se hubiera convocado un procedimiento normal.

Sobre nombramientos arbitrales puede existir más o menos eficacia pero en cualquier parte deben cumplir dos condiciones mínimas, excepto en la Delegación Granadina: licencia actualizada y calendario oficial de la competición. Si los nombramientos se anticipan a todo eso es que hay algo raro, o poco razonable. ¿Para qué comer los garbanzos antes de tener guisado el cocido?

Pues bien. Todas las designaciones arbitrales granadinas de hace 5 meses carecían de las citadas dos condiciones: en ese momento no tenían licencia actualizada, incluido el propio Delegado Provincial; y fueron designados (1 de septiembre) diez días antes de conocerse el calendario oficial (Asamblea Provincial, 11 de septiembre).

De hecho, el árbitro sustituido ahora sigue hoy sin licencia por Andalucía. Arbitra en Madrid. Y su sustituto es sólo "árbitro en prácticas". No creo que sea reglamentario.

Eso sí, tanta premura lograba eficazmente un efecto lamentable: arrebatar a otros árbitros, que se federaran oportunamente, la posibilidad razonable de concurrir a arbitrajes oficiales que se desarrollan a lo largo de muchos meses. Y la manipulación de ahora impide nuevamente la concurrencia de otros árbitros.

El Delegado Provincial remató el tinglado con otros dos pasos bastante groseros:

a) Designó el 31 de agosto un ilegal Comité de Árbitros, sólo horas antes de las designaciones, que se realizaron teóricamente el 1 de septiembre. ¿Cómo pudieron estudiar, contrastar y debatir el asunto? Lo digo por la tendencia del Delegado Provincial a estimar que cuatro o seis frases por whatsapp es una reunión, excluyendo a las personas y la información que él decida. Por eso y otras cosas dimitió su anterior Vicedelegado. ¿Y si aprecia tanto el whatsapp a santo de qué ventilar de una vez todos los arbitrajes de la temporada? Curiosa contradicción.

En realidad, el citado Comité está pensado para ser sumiso y carecer de la debida experiencia. Se trata de un órgano nulo ya que, salvo el propio Delegado Provincial, el resto de sus miembros carecen de la condición reglamentaria de ser árbitros. Peor aún: en el momento de la designación ni siquiera eran federados en ningún estamento.

Hay un problema delicado originado por el designio del Delegado Provincial de decidir de un plumazo todos los arbitrajes de la temporada: los Estatutos y el Código de Buen Gobierno de la FADA exigen la abstención donde se tenga interés personal. Al tratarse de un examen y acto conjunto el propio Delegado Provincial, que es uno de los árbitros, debió autodesignarse o influir en su reparto, y otro árbitro pudo recibir el apoyo de su padre, uno de los Vocales del Comité.

b) El otro paso del Delegado Provincial fue dictar por su cuenta reglas de designación que no respetan "los puntos establecidos por el Comité de Árbitros de la Federación Andaluza", al contrario de lo que dice.

Entre tales reglas del Delegado hay una especialmente grosera, de carácter mafioso, que sólo puede servir para bloquear o amedrentar a personas no adictas o afines o para proteger intereses personales. Dice textualmente lo siguiente:

"Los árbitros cuyo currículum sea negativo respecto a pasados Campeonatos Oficiales, o bién se espere de ellos una actitud negativa para el derrarrollo de dichos Campeonatos, no se les tendrá en cuenta su solicitud. Esta decisión será tomada por el Comité de la Delegación Granadina de Ajedrez."
Sabemos de infracciones y de procedimientos disciplinarios. No sabemos nada de curriculum negativo. ¿En qué consiste? ¿Quién decide un curriculum negativo? ¿Permanece en secreto o debiera comunicarse al afectado para que se defienda?

Peor aún es lo de "esperar una actitud negativa". Antológico. Esperar sólo se puede esperar lo que no ha ocurrido. En esa nebulosa llega alguien, el precognitivo Comité ilegal, dotado de mágica presciencia, y ¡zas!, castiga y excluye a alguien porque se espera de él una actitud negativa...Igualito que la Policía PreCrimen y Tom Cruise en Minority Report.

Les pongo un ejemplo y podría profundizar mucho más: sabemos que uno de los árbitros designados mandó "¡a la mierda!", voz en grito y partidas en marcha, a un árbitro principal en sala de campeonato oficial. ¿Debería ese acto constituir parte de un curriculum negativo? ¿Debemos esperar de tal árbitro una actitud negativa? Es obvio que al Delegado Provincial, o a ese Comité de Árbitros sin árbitros, no le ha parecido eso un currículum negativo. Ni eso ni otras cosas, mucho más graves... Y nos deja desamparados viviendo en la perplejidad más absoluta.

¡Allez hop!

Seguir Leyendo

20 febrero, 2015

Stephen Moss

El ajedrez se va a hacer una asignatura obligatoria en las escuelas españolas. Existe un acuerdo entre todos los partidos políticos que ven la iniciativa como buena, fue el partido socialista quien lo propuso argumentando que el juego "mejora la memoria y la capacidad estratégica, enseña a los estudiantes a tomar decisiones bajo alta presión y desarrolla la concentración".

España no es el primer país en poner el ajedrez en el currículo escolar. En Armenia hace mucho tiempo se hizo un asignatura oficial, con resultados sorprendentes para su fuerza nacional en ajedrez – han ganado tres de las últimas cinco Olimpiadas, un resultado sorprendente para una nación tan pequeña contra el poderío en ajedrez de superpotencias como Rusia, China y Estados Unidos.

El ex campeón mundial Garry Kasparov escribió un libro, Cómo la vida imita al ajedrez, argumentando que el ajedrez es un "instrumento ideal" para el desarrollo de la toma de decisiones  de forma eficaz. "¿Qué me falta? ¿Cuáles son mis fortalezas? ¿Qué tipos de retos tengo que evitar y por qué?" Estas son las preguntas a las que debes responder en la vida, como en el ajedrez, insistió. Nosotros, por el momento, ignoramos, por el momento, el hecho de que Kasparov ha fracasado en gran medida al transferir su genio en ajedrez al mayor (y más peligroso) mundo de la política rusa.
Jonathan Rowson, ex campeón británico y escritor inmensamente reconocido en ajedrez (y sobre mucho más), ha ido incluso más allá que Kasparov, describiendo el ajedrez como la roca en la que fundó su vida temprana. "No quiero abrir mucho de mi alma", escribió en su columna (ahora tristemente cerrada) del periódico Herald, "pero en mi infancia ocurrieron cosas cuando yo era demasiado joven para darles sentido y recientemente he visto evidente que el ajedrez fue esencial para mi supervivencia. La sublimación es el término técnico psicológico. El ajedrez me dio una manera de canalizar las emociones difíciles en algo creativo y constructivo".

El precursor de todo este pensamiento del ajedrez como forma de vida fue el escritor americano del siglo XVIII, inventor y estadista Benjamín Franklin, un jugador aplicado (aunque a todas luces no muy capaz), que en su ensayo la moral del ajedrez argumentó que el juego era bueno para el alma. "El ajedrez no es sólo una diversión ociosa", escribió. "Varias cualidades muy valiosas de la mente, útiles en el curso de la vida humana, pueden ser adquiridas o reforzadas por él, con el fin de convertirse en hábitos, preparados en todas las ocasiones. Toda la vida es una especie de ajedrez, en cual tenemos a menudo puntos para ganar y competidores o adversarios a contener, una gran variedad de eventos buenos y malos que son, en cierta medida, los efectos de la prudencia o la falta de ella".

Un montón de distinguidos observadores llegaron a la conclusión opuesta, argumentando que el ajedrez, es un juego tranquilamente vicioso en el que se quiere destruir a su oponente, y que puede producir monstruos. La mayoría, estaban pensando en Bobby Fischer, el genio americano que dejó la escuela a los 16 años para concentrarse en el ajedrez y se convirtió en campeón del mundo a los 29. "El ajedrez es una guerra sobre el tablero", dijo Fischer. "El objetivo es aplastar la mente del adversario. Me gusta el momento en el que rompo el ego de un hombre". Estas no son lecciones agradables, sin embargo, crearon un jugador que tanía pretensiones de ser llamado el mejor de todos los tiempos.

Arthur Koestler, reportero para el Sunday Times el gran encuentro entre Fischer y el entonces reinante campeón mundial Boris Spassky en Reykjavik en 1972 admitió que él era un zoquete "apasionado" en lo que al ajedrez se refiere, y dijo que fue golpeado por la doble-unilateralidad del ajedrez, llamándolo el "paradigma perfecto para la gloria y los horrores de la mente humana"
George Steiner en Reykjavik, también cubría el match para el New Yorker. Su veredicto fue incluso menos generoso que de Koestler. No conforme simplemente con concluir que el ajedrez era un inútil sin sentido, argumentó que dedicar unos formidables atributos mentales a un pasatiempo era garantía para conducir a la locura. "El genio ajedrecista es un ser humano que concentra numerosos y no tan estudiados (comprensibles) dotes mentales y labores en un génesis (inicio) altamente trivial", escribió. "Casi inevitablemente, este enfoque produce síntomas patológicos de tensión nerviosa y la irrealidad". El irascible, imprevisible, y a veces fuera de control Fischer estaba, claramente, en su mente.

He estado estudiando ajedrez (y a los jugadores de ajedrez) durante los últimos tres años, para un libro que se publicará en el año 2016. Puedo ver ambos puntos de vista. El juego te obliga a pensar, analizar, racionalizar y aplicar la lógica. Pero también te vuelve un poco loco. Cuanto más profundamente te introduces, más te das cuenta de tus limitaciones en la busqueda de la llamada "verdad", termino de ajedrez usado por los jugadores, para referirse a la que pasa realmente en una posición que es, a menudo, bastante imprecisa . Después de jugar una partida (especialmente si pierdes), a veces te mantiene despierto en la cama durante horas jugando mentalmente. El dolor del ajedrez generalmente sobrepasa el placer.
Hay muchos reclamos para el ajedrez – que es arte, ciencia y deporte, todo en uno. Bueno, tal vez. Hay jugadores que dedican miles de horas y creen estar involucrados en algo mayor. Pero nuevamente no estoy seguro de que sea verdad. Me gusta el ajedrez, principalmente, porque es una forma gloriosa de "tirar el tiempo", como cocinar un róbalo cada día. Algunos profesionales de ajedrez en el Reino Unido ganan unos £12.000 al año – Grandes Maestros ganan menos por crear bellas partidas que amontonarán, apiladas en estanterías. Pero ellos argumentan que son victimas del sistema. Muchos jugadores de ajedrez son solitarios, forasteros, rebeldes. El tablero es su mundo; lo más parecido a su hogar.

Para el gran maestro holandés y columnista de ajedrez Hein Donner – el modelo del personaje de Onno Quist en novela el descubrimiento del cielo de Harry Mulisch – estuvo más cerca de llegar a la esencia (o quizás no-esencia) del ajedrez. Dirigió el juego contra el arte, el desperdicio de esfuerzo profundo contra la cuestión del tiempo, en una columna publicada en 1959. "Un jugador de ajedrez no produce nada, no crea nada" Donner concluyó en su habitual estilo enfático. "Sólo tiene un objetivo: la destrucción de su oponente."

El ajedrez, insistió Donner, es una lucha, una lucha a muerte. "Cuando uno de los dos jugadores se ha impuesto sobre el otro y puede, al fin comenzar a ser libremente creativo, la partida está decidida. Ese es el momento en el que la mayoría de los maestros abandonan. Es por ello que el ajedrez no es arte. No, el ajedrez no se puede comparar con nada. Muchas cosas pueden compararse con el ajedrez, pero el ajedrez es sólo ajedrez". Un juego maravilloso, pero a lo sumo una peculiar preparación para la vida, a pesar de que Benjamin Franklin, Garry Kasparov y los diputados españoles pretendan contarte.

Artículo original en Ingles: Theguardian

El ajedrez es un juego maravilloso, pero no un entrenador para la vida

Seguir Leyendo

08 febrero, 2015


En estos días, siguiendo con el MétodoMatnadze (consistente en ser elegante, algo natural en mi, divertirse, disfrutar y trabajar) con el que llevo unos meses entrenando al ajedrez leí unos extractos de declaraciones de los grandes Petrosian y Bronstein sobre el ajedrez, concretamente sobre lo deportivo y lo creativo en las partidas de ajedrez.

G.M Tigran Petrosian, declaraciones año 1979: "Constituye una tendencia notoria en el ajedrez moderno el predominio del elemento deportivo sobre el creativo. El hecho de que en la actualidad el resultado de una partida sea más importante que su contenido es nuestro infortunio, un infortunio, que el público, falto de discernimiento, aplaude. No puedo imaginar que un jugador que viva genuinamente del ajedrez pueda verse satisfecho únicamente por los puntos obtenidos, no importa cuán impresionante sea el total. [...] para los maestros de la vieja generación, de cuyas partidas aprendimos, el aspecto estético era el más importante. Ellos también deseaban vencer, pero no pensaban únicamente en cómo ganar, sino en cómo ganarla dignamente.
[...]Actualmente, el ajedrez se ha convertido en una actividad popular, lo cual ha conducido no solamente a una devaluación de los títulos, sino también a un profesionalismo de muy pobre calidad. El ajedrez está atravesando un periodo difícil: por una parte, ha alcanzado un alto nivel; por otra, ha generado un alto pragmatismo. La gente ha de aprender a distinguir el arte real de sus sucedáneos, a distinguir la creatividad del trabajo de efímera calidad
"
¿Son estas duras palabras de Petrosian aplicables al ajedrez de nuestra época? Yo, como aficionado, creo que si, Creo que hoy en día a los profesionales, no hablo de la élite, aunque tampoco los excluyo, les importa, simplemente vencer, (tienen que comer) y creo que por ello el ajedrez a mutado a un deporte más práctico que creativo, a un deporte en el que se buscan resultados y no la verdad de una posición o una idea, ahora bien ¿Es esto realmente perjudicial para el ajedrez, y lo que es más importante para el futuro del ajedrez? 
En más de una ocasión he leído de Petrosian que su sentido para predecir el peligro en ajedrez antes incluso que este surgiera era algo único, creo recordar que hasta el mismo Fischer habló sobre esto en alguna ocasión. ¿Era Petrosian un visionario? ¿Hablaba con estas palabras (profesionalismo de muy pobre calidad) de esos "profesionales" que van deteriorando ronda a ronda la imagen del ajedrez?

¿Qué opinan? ¿Creen que son aplicables esta palabras al ajedrez de nuestra época? ¿Tendría cabida hoy día un ajedrez más "romántico"?

Por otra parte, el también gran maestro en ajedrez David Bronstein dijo:

G.M David Bronstein: "Todos los días, bajo a la primera planta de mi casa y recojo de mi buzón la correspondencia. [...] cuando encuentro allí el último ejemplar de una revista de ajedrez [...] Entonces saco mi juego de ajedrez, y examino las últimas partidas que aparecen en las diversas publicaciones. Aquellas que me interesan especialmente, una vez las he "repasado" mentalmente, son estudiadas minuciosamente sobre el tablero.
Sin embargo, ¡En qué triste situación nos vemos ahora! En años recientes, cada vez llaman mi atención menos partidas. Las partidas de incluso fuertes torneos muestran ausencia de estrategia y lógica profundas, y muy raramente ocurre que encontremos combinaciones profundamente calculadas, preparadas por todo el juego precedente"
Puede, nuevamente que Bronstein  tenga razón. Quién no recuerda los últimos match para el campeonato del mundo( en este enlace de Chess24 podrán ver todas las partidas del reciente mundial y en este los vídeos en directo Chess24), no creo que muchas de las partidas nos hicieran vibrar a los aficionados, quizás por falta de nivel en nuestro entendimiento, quizás por exceso de técnica en las partidas...Pero realmente creo que la "vivez" del ajedrez se está apagando con un ajedrez, quizás demasiado tranquilo, demasiado medido... Como dijo el G.M Nigel Short: "El Ajedrez moderno está demasiado preocupado con cosas como laestructura de Peones. Olvidenlo, el Jaque Mate termina la partida"

¿Sigue el ajedrez siendo creativo?

Seguir Leyendo

03 febrero, 2015

www.ajedrezvalenciano.com
Hace dos findes, dos maestros valencianos, concretamente el MF Eric Sos y Jhoel García, vivieron una situación un tanto rocambolesca que a continuación vamos a relatar.....  El cerrado misterioso

El cerrado misterioso

Seguir Leyendo

02 febrero, 2015

En la última ronda del recién terminado VI Open Sub-2200 del hotel Traiña en San Pedro del Pinatar ocurrió un acontecimiento anecdótico.

Como todos sabemos ya, con los últimos cambios de las leyes del ajedrez por parte de la FIDE la puntualidad en ajedrez ha tomado mayor importancia, aplicándose pérdida de la partida por llegar tarde, (minutos que varían según torneo).

Pues bien como iba diciendo en la última ronda dos jugadores llegan al árbitro, habiendo transcurrido el tiempo de espera (15 minutos) reclamando ambos la victoria por incomparecencia del rival, hasta aquí todo normal, lo gracioso viene cuando uno era el rival del otro y por error, se había sentado en otra mesa. Tras este hecho, el jugador que se había sentado correctamente, decía que su rival no se había presentado, así que quería su punto, por su parte, el jugador que se había sentado en un lugar incorrecto alegó que el estaba, pero que se había confundido de silla, así que debía poder jugar su partida.

El árbitro decidió que la partida debía tener lugar y que el jugador que se había colocado en mal lugar debía jugar con el tiempo de menos que había transcurrido. ¿Que opináis? ¿Hizo el árbitro lo correcto?

Tu verdicto: ¿Estoy o no estoy?

Seguir Leyendo

16 enero, 2015

La mano dirige los dardos con tino muy distinto: a la izquierda, sedes finales de División de Honor, a la derecha, las sedes de la Asamblea en el mismo período (2007-14). ¿Por qué tal diferencia si las sedes finales de DH se fijan antes de que se conozcan sus participantes? Más aún: se sabe que pertenecerán paritariamente a dos zonas: oriental y occidental. En cambio, el número de asambleistas no es paritario y hay más en la zona occidental. ¿Si esto es así, por qué se busca el centro en unas sedes y no en las otras?
Característico de la Federación Andaluza de Ajedrez es su funcionamento en capillita y la consiguiente opacidad deliberada en muchos asuntos. Si el fresco viento de la transparencia que prometen los políticos alcanza al mundo federativo, algo ya previsto en la Ley, la FADA se agitará como árbol en una tormenta.  

La estructura del campeonato andaluz por equipos debe mucho a la capillita y también a cierto localismo excesivo, pecado de nacimiento de la FADA, servido o respetado temerosamente y resorte dispuesto para unos pocos y no para la gente.

Además, este formato actual de competición surgió con un grave defecto de origen, endémico en la FADA: tuvo un arranque ilegítimo decidido con un puñadito de votos, siete, en una asamblea ficticia, sin quórum (junio, 2007). Osaron un cambio drástico pese a no mediar ni estudio serio ni legitimidad.

Si miramos con atención, a lo largo del tiempo, vemos que la regulación de la competición andaluza por equipos muestra en los detalles un feo repello de paletadas incansables, largadas a diestro y siniestro, como por un peón chapucero siempre descontento.

En las grandes líneas hasta cuatro cambios se apilan en pocos años. Uno de ellos es abortado, el de “ocho grupos de seis” (mayo 2011), tras recoger velas en la Comisión Delegada (enero 2012) y concluir con una nueva modificación del plan acordado sólo un año antes. Habría sido estupendo conocer las razones de la rectificación. No se dan; sólo una referencia a que han existido críticas o diferencias de opinión. Siempre hay críticas y diferencias.

Entrar a fondo en las razones habría mostrado que el plan inicial era una ocurrencia, nuevamente, y no un estudio serio, y habría mostrado sus fundamentos superficiales. Y dejo para mejor ocasión lo que se me ocurre sobre el funcionamiento de la Asamblea...

El resultado de todo este largo e indeciso proceso es una competición desequilibrada; poco adaptada a la realidad del ajedrez andaluz; corta de pasión deportiva; larga de obsesivas y graneadas fases y promociones de todo tipo: de título, de ascenso, de descenso y hasta de promoción "interna". Aparenta una batalla ruidosa, llena de humo.

La Fase Final de la División de Honor Andaluza, auténtica División de Honor, resulta ser una breve traca de tres eliminatorias para seis equipos, tres por cada liga zonal previa. Dejando ahora comentarios sobre tan parco final, ¿no reparan en que cuatro equipos permitirían, al menos, una traca más justa? ¿Por qué tantos como seis, sobre un total de dieciseis? ¿No confían bastante en su Fase Previa? Vea el siguiente diagrama:
A la izquierda, el sistema vigente. Se introducen seis equipos. Los campeones de cada zona de la Fase Previa se incorporan (equipos E y F) en la segunda eliminatoria. Véase, a la derecha, una posible alternativa a 4 equipos, más sencilla, que permite sesiones igualadas de competición para todos e, incluso, encuentros más justos, a doble vuelta.
La última o antepenúltima paletada en este tema de la Fase Final se produjo en el Hotel Corona de Granada, diciembre 2010, mediante cambio supuestamente producido por la Comisión Delegada, coincidente con la Final de esa temporada.

Yo mismo fuí árbitro principal (ver torneo en chess-results) en esa Final en la que ganó el granadino C.A. Motril, netamente superior a sus rivales. No puedo imaginar una victoria más clara y más justa. Y lo mismo cabe decir del subcampeón, Peña Oromana, en su puesto.

Digo esto del C.A. Motril y de la Peña Oromana porque me quedó en la memoria una escena llamativa, cuando yo deambulaba por la sala de juego: allí estaban tres directivos máximos de la FADA, jugadores activos de equipos en la División de Honor (ninguno entre los tres primeros), planeando introducir un cambio inmediato que terminase con el modo de jugar la Final.

Ese modo lo habían implementado sólo tres años antes. ¿Por qué les parecía ahora intolerable? ¿Por qué tanta inconsistencia y mudanza? ¿Acaso los resultados no eran obviamente justos? Les adelanto que he intentado desentrañarlo con el acta de la reunión. No aclara nada el acta: en breve tiempo la reunión ventiló una larguísima serie de asuntos que "tras análisis y debate" (¿de veras?), fueron aprobados "por asentimiento" (¡mucho debate...!). La comida y las partidas apremiaban.

Como un detalle del nuevo modo, aprobado en 2010, la Final está concebida de manera que dos semifinalistas se ven obligados a disputar en una misma jornada el doble de encuentros que sus dos rivales, de forma agotadora y poco equitativa. La razón es que tales rivales son los campeones de zona pero no me parece buena idea alterar las condiciones de igualdad ante el tablero, y se alteran. ¿Y, si por similar razón, les ponemos también asientos más cómodos a los campeones de zona...?

Habrá tiempo de un análisis más detenido de la competición andaluza por equipos. Lo merece. Sirva como pequeño adelanto este gráfico sobre la División de Honor (basado en el ranking oficial), que permite comprobar una caída , en torno a 50-60 puntos Elo en promedio. Esto sólo es una primera incitación al estudio, que considero imprescindible:
Las curvas expresan la fuerza media oficial (seis primeros jugadores) de cada uno de los equipos participantes, ordenados de mayor a menor fuerza. Puede comprobarse así que hay una tendencia generalizada a la baja.
Quiero ahora hablar de la sede final de la División de Honor. Qué elegante y lógico habría sido el gesto de la FADA eligiendo una sede que balanceara algo la disparidad en los desplazamientos de la Fase Previa. Y qué decepcionante y revelador que no lo hiciera así.

Hace dos años intenté incitar este gesto de equilibrio (ver "¡Filtración!"). La repetida localización constituía ya la comidilla en Andalucía Alta: primero fue Burguillos (Sevilla); luego, Burguillos (Sevilla); siguió otra vez Burguillos (Sevilla); más tarde, La Algaba (Sevilla), sinónimo geográfico de Burguillos. Ahora tocó Bormujos (Sevilla), otro sinónimo. Intercalaron Torremolinos (Málaga), ahí en el límite confortable, y luego otra vez Torremolinos (Málaga). Una vez fue Granada, como he comentado arriba.

Conviene dedicar una mirada a ese escenario de fondo que representa Burguillos, al margen de ser un pueblo pequeño, entre el secano y el barbecho, víctima de una gestión intolerable y escandalosa de los recursos públicos. (Ver informe periodístico). Quedan visibles en este pueblo obras públicas imposibles de terminar; deudas descomunales, impagables en un siglo; obras de dimensiones desproporcionadas: un gran teatro; una macrodiscoteca; una piscina cubierta climatizada; un avanzado centro educativo; una central térmica; un hotel de cuatro estrellas; una biblioteca; un macroparking.

Burguillos me trae también un recuerdo personal, especialmente desagradable y decisivo, en que cayó para mí un último velo con respecto a la justicia deportiva en la FADA
En la Zona Oriental sólo son cómodos el 13% de los desplazamientos en la Fase Previa. En la Zona Occidental, por fortuna, lo son el 64%, casi 5 veces más; además, en esta Zona apenas se reparten los desplazamientos muy incómodos (>150 kms.) ya que 2 equipos acumulan el 70%.
Volvamos al tema de la Sede Final. Sea cual fuere la decisión, requería ser equilibrada y explicada. Imagino bastantes localidades que, a diferencia de Bormujos, ofrecen alguna compensación al desequilibrio de los desplazamientos. Por el contrario, han elegido Bormujos. ¿Nos dirán cuál es su porqué? Es lo pertinente cuando, como aquí, la decisión tercia entre intereses.

Y todavía más cuando los decisivos gestores oficiales son, al mismo tiempo, jugadores de equipos en categorías regionales. Si tales gestores decisivos han optado por participar en una competición oficial que está bajo su directa dependencia, reconózcase que ello exige más prudencia, más equilibrio y más luz, ya que tales gestores son interesados por sí, por sus amigos y por sus “vicini vicini”, como dicen los italianos.
La comparación entre zona oriental y occidental muestra una visión casi especularmente opuesta.
 Primera cuestión: ¿por qué hay que explicar la decisión sobre la sede final? ¿Acaso no caben decisiones a discreción en muchos temas? Lo que no cabe nunca en la FADA es una decisión a capricho o de privilegio.

En efecto, a diferencia de una decisión arbitraria, una decisión discrecional es aquella que no estando prefijada será posible fundarla en buenas, suficientes y objetivas razones de interés general: puede ser A, o B o C; dudosamente, D; pero nunca legítimamente E o F.

Pondré un ejemplo ilustrativo: según las reglas, el árbitro decide donde se coloca el reloj de ajedrez. Eso no significa que el árbitro pueda actuar a capricho: no es admisible que sitúe el reloj a un metro de los jugadores; ni ostensiblemente más cerca de un jugador que del otro, sin justificación; ni en el suelo; ni en cualquier otra forma absurda o parcial. Hay límites que son describibles, sin estar expresos.

Elegir Bormujos, como antes pertinazmente Burguillos o luego La Algaba, se alejaba de un criterio compensador de los desplazamientos. En consecuencia, requería explicación, lo que en Derecho se denomina motivación.

Véanse en la tabla siguiente las distancias acumuladas a todas las sedes finales, medidas desde las capitales de provincia, que patentiza el efecto acumulado, temporada tras temporada. Se indica en qué provincia se han celebrado:
Acumulación de distancias en ocho temporadas (se indica orden, del 1 al 8).

Segunda cuestión: ¿existen criterios para seleccionar razonablemente la sede final? Por supuesto. Y si la elección puede ser razonable la consecuencia obligada es que debe ser razonable y razonada. Este es el valor que quiero expresar.

Para empezar, hay un criterio que atraviesa las reglas FADA: se trata del principio de compensación que viene a decir: "no podemos igualar a todos pero hagamos lo posible para compensar todo lo que se pueda a los más perjudicados por la geografía". Si esto rige en la Fase Previa no encuentro motivo para hacerlo inoperante en la Final. Si a la FADA le parece inapropiado aplicar esa justicia en la fase final confieso que me intriga mucho conocer sus razones. Vea en el gráfico de arriba como se han "repartido" las designaciones de sedes finales.

Me he permitido ilustrar en el gráfico de cabecera las decisiones sobre sedes de División de Honor y de la Asamblea General. Percibo perfectamente que una categoría deportiva es algo distinto a una asamblea pero no alcanzo a admitir que la solución para sus sedes deba ser tan claramente dispar.

Debe recordarse que la División de Honor se basa en una participación paritaria de dos zonas territoriales y que la decisión sobre la sede se produce antes de conocer quienes van a participar. ¿En tal caso, por qué la designación de las sedes -de asamblea y de fase final- muestra resultados tan persistentemente distintos, a lo largo del tiempo?

El Presidente elige normalmente un lugar céntrico para la asamblea, habitualmente Antequera (también es verdad que debe sentirse inspirado por el Art. 40.3 de los Estatutos que, por cierto, redacté hace años).

En efecto, si tomamos las dos capitales extremas, Huelva y Almería, o dos localidades extremas en el eje norte-sur, Linares y Algeciras, veremos que Antequera es casi exactamente el punto medio. Facilita la asistencia y resulta justo. Oigan: ¿por qué no optaron por una solución a la antequerana en la Fase Final? Quien dice Antequera dice otro punto de ese polígono amoroso del Romancero o en su próxima vecindad:

De Puente Genil a Lucena, 
de Loja a Benamejí.

Atendiendo a la pura compensación tampoco es disparatado llevarlo incluso más al Este, algo así como un “Burguillos-en-el-lado-opuesto”.

Esto me recuerda aquel caso de la Copa Escolar, que viene muy a cuento. La Copa era inicialmente un torneo privado que fue convertido en competición oficial de la FADA. (Por cierto, algo parecido a campeonatos de edades que puse en marcha antes de ser oficiales de la FADA o, incluso antes, al campeonato absoluto en la etapa pre-FADA, que también organicé. No se me ocurrió patrimonializar ni medio palillo, ni en sueños).

Tras años, el organizador privado de la Copa Escolar renuncia legítimamente a seguir su organización. ¿Que hace la FADA en tal tesitura? La Copa Escolar no era propiedad, en rigor, de ningún organizador privado. Lo que hizo la FADA fue no sacar a concurso de buen postor la sede del tradicional campeonato oficial, como hubiera sido lógico y reglamentario. Improvisó algo sobre la marcha, ¡esta vez en Antequera!, y luego liquidó sin piedad este campeonato, largo tiempo considerado útil.

Cuando ya no podía celebrarse en Espartinas (localidad cercana a Burguillos, La Algaba y Bormujos), está claro que dejó de ser interesante para los directivos decisivos. Imaginemos la incómoda sorpresa de su posible organización futura en Baeza o en Roquetas de Mar o en Motril, por ejemplo... ¿Será que no hay la misma distancia de Roquetas a Espartinas que de Espartinas a Roquetas?

Otro criterio posible para elegir sede final: la disponibilidad de buen alojamiento a buen precio. Numerosos municipios andaluces tienen buenos alojamientos. ¿Qué pedir, en tal caso, al que decide?: que tienda la mirada mucho más allá de los campanarios vecinos a su casa. No encuentro que los precios de Bormujos, publicados por la FADA, sean nada excepcionales, ni especiales. Quizá, al contrario.

Otra posibilidad: que la sede elegida ofrezca nítidas y sustanciosas ventajas al colectivo andaluz o a los directos participantes, que no se hayan encontrado en otras posibles sedes, honestamente escrutadas. Un descuentillo o una pacotilla o un buen precio, encontrable en otros sitios, sería un puro pretexto para sacrificar el mejor derecho de los que han sufrido más desplazamientos en el Campeonato.

Si Bormujos, y antes Burguillos, etc., han ofrecido tales ventajas sustanciales y distintivas, será muy grato saberlo. Lo que me escama mucho es que sólo este torneo oficial, que tiene tan pocas habitaciones implicadas, tienda a celebrarse excepcionalmente en esos parajes. ¿Se da cuenta el lector que ni uno sólo de los restantes torneos oficiales, que suponen más habitaciones, se celebran por ahí?
Queda una tercera cuestión, que es básica: ¿por qué aplicar compensaciones en una competición de aficionados? Entre esas compensaciones consideramos aquí la bondad de la elección de la sede final, que puede bonificar a los que tuvieron más dificultades en la Fase Previa. No parece demasiado justo elegir un lugar que incremente sus kilometrajes.

Muchos justifican las compensaciones por la solidaridad. No lo discuto, sino todo lo contrario, pero también hay razones en la limpieza competitiva y en el estímulo territorial.

Los obligados a fuertes desplazamientos acuden más cansados a sus partidas, perdiendo fuerza; regresan tarde a casa, sacrificando otras actividades; rascan más su bolsillo; lidian más con sus familias. Se lo piensan más la próxima vez. Se traduce en dificultades mayores de alineación para su club, a corto y a medio plazo.

Todo lo cual produce un efecto multiplicador en el tiempo: la mayor dificultad de alineación provocará una tendencia general a peores resultados, que alimentará mayor desánimo y que los jugadores no siempre superan.

Así que existe una grave desigualdad deportiva cuando los desplazamientos son comparativa y persistentemente muy desiguales, y cuando no se acompañan de un formato de competición lo bastante estimulante y de medidas compensadoras suficientes. Por eso hablo de limpieza de la competición. La neta desigualdad en los desplazamientos reparte importantes ventajas y desventajas deportivas.

Si el desigual peso se mantiene, temporada tras temporada, nadie dude que provocará creciente desgana, especialmente si la competición carece de la garra necesaria, como es el caso.

Por supuesto que no será posible lograr la igualdad entre todos los participantes, ni siquiera una igualdad aproximada en un territorio como el andaluz. ¿Qué hacer?: en primer lugar, diseñar una competición aficionada lo más equilibrada posible y deportivamente lo más interesante; y luego, implementar compensaciones eficaces. En la actualidad hay gran déficit de todo eso. Cuantos menos desplazamientos globales y menos diferencias desorbitadas, mejor. Pero los desplazamientos a contar no son sólo los subvencionados sino todos; no sólo las fases previas, sino todas las fases.

Por lo que afecta al estímulo territorial es indudable que un buen diseño de la competición por equipos debiera mantener y promover zonas importantes del territorio andaluz, aunque no tengan hoy el nivel deportivo deseable.

Sopla en la zona oriental un viento cargado de arena desértica. Pese a lo cual, el nuevo campeón andaluz es el oriental y jiennense Casino Primitivo, uno de esos clubes fundamentales, al que felicito con alegría.

Incluso se produce un efecto paradójico si la FADA traslada al formato de competición con excesiva rigidez, como así ocurre, la distribución actual de la fuerza deportiva, “castigando” a la zona más débil: provocará aún mayor desigualdad a medio y largo plazo. Los más débiles serán todavía más débiles en el futuro y aportarán cada vez menos al conjunto.
Finalistas titulares (punto rojo); primer suplente (punto gris)
Zona Occidental (OC); Zona Oriental (OR). Sede Final: Bormujos (Sevilla)
ADENDA: EL INCIDENTE ROQUETAS
¡Uff, menos mal que no nos hemos
 clasificado para la Final!"
 Un directivo del C.A. Roquetas. 
Para algún estratega de pacotilla su Andalucía ideal debería ser redonda como un lacasito de chocolate, sin esas enojosas prolongaciones hacia Almería y Algeciras. Probablemente, el centro del lacasito, su propia calle.

Sin querer me viene a la cabeza el comentario misógino de Henry Mencken sobre la mujer como desequilibrio "a proa y a popa". Pues bien, pienso lo contrario, tanto de la proa-popa como de Almería-Algeciras: constituyen un alegre estímulo vital.

Hace muchos años, la FADA decidió sancionar abusivamente a la provincia de Almería, elemento objetivo de su propio territorio, en lugar de sancionar a un concreto club almeriense, verdadero sujeto incumplidor. La explicación era sencilla y patética: quitando una plaza a la provincia cuadraban las eliminatorias andaluzas del año siguiente. Para los decisores, Almería era muy lejana. Los almerienses no eran vicini vicini. Para decirlo claramente: son los menos vicini vicini. Son casi marcianos.

Hagamos un resumen del reciente e ilustrativo caso Roquetas: el Club Roquetas tenía derecho a 4 encuentros caseros frente a 3 fuera de casa. Se le concede sólo en apariencia tal derecho. La realidad resulta muy diferente y el que debía haber obtenido mayor compensación, obtiene mayor castigo: Roquetas se ve obligado a disputar cinco encuentros fuera de casa, más que nadie.

Con diferencia abrumadora termina haciendo 1804 kms. en la Fase Previa. Más de 500 kms. adicionales que el siguiente perjudicado y un 700% más kilómetros que el más beneficiado. Si hubiera tenido la "desdicha" de clasificarse para la Final en Bormujos habría realizado 2.678 kms., casi 1.000 kms. más que el siguiente perjudicado y un 1.000% más que el más beneficiado.

Veamos como esto ha sido posible:

Primero. La errónea interpretación FADA sobre lo que es punto intermedio.
Hay una regla en la FADA tendente a moderar el perjuicio de un largo desplazamiento: si al equipo forastero le toca inicialmente desplazarse más de 300 kms. se buscará un lugar de juego en punto intermedio. Así, textualmente, punto intermedio.

¿Y qué es un punto intermedio? Ahí está la madre del cordero. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua lo es cualquiera que "está entre los extremos de lugar, tiempo, calidad, tamaño, etc." Es decir, todo punto que está entremedias de dos extremos dados.
Esta es la interpretación actual de la FADA, contraria a las reglas y a la lógica: si la distancia supera los 300 kms. hay que buscar un punto intermedio entendido erróneamente sólo como punto medio. Esto convierte al equipo casero en "falso casero", obligado a jugar en local extraño y a recorrer la misma distancia que el equipo forastero. La diferencia en el recorrido total entre el caso 1 y el caso 2 son dos kilómetros pero la consecuencia es desorbitada: en el primero, el casero debe hacer 151 kms.; en el segundo, no se mueve de casa.
En cambio, la FADA, por alguna razón extraña, busca no ya un punto intermedio que sólo evite el desplazamiento superior a 300 kilómetros - su único y lógico fundamento reglamentario-, sino que busca el punto medio entre el forastero y el casero que los iguale. ¿Qué regla o lógica sostiene tal disparate?

De esta forma convierten al casero en tan forastero como al mismo forastero. Consiguen que el derecho del forastero devore y anule el derecho del equipo casero, que consiste en jugar en casa o lo más cerca de su casa
Fragmento de la Circular 20/2014. Finalmente no se juega en Granada sino en La Zubia, un pueblo cercano. Obsérvese que se anuncia un cierto sorteo dirigido al afirmar que "como máximo" Roquetas será visitante "de uno de los dos" encuentros. ¿Como puede afirmarse eso sin prever ciero dirigismo en el sorteo? Con la interpretación errónea de FADA sobre el punto intermedio como punto medio, a Roquetas le habría interesado ser visitante de los dos equipos cordobeses...
Segundo. El "falso casero", invento FADA.
Hay otro matiz importante. Los equipos cordobeses merecen la compensación del punto intermedio bien entendido pero es que Roquetas merece la asignación de cuatro encuentros caseros que sean auténticos. No sólo como producto de un sorteo azaroso sino para compensar su perjuicio geográfico global.

La gran sorpresa surge cuando se encuentra que sólo jugará en casa dos veces y que dos de los encuentros teóricos caseros debe hacerlos a 167 kilómetros de distancia (334, ida y vuelta), desplazamiento idéntico al de sus rivales, teóricos forasteros. Parece una broma de mal gusto.

La FADA, henchida de esa sensibilidad que ayuda a fusilar a alguien, ofrece a Roquetas que los dos encuentros se disputen en La Zubia en el mismo fin de semana para evitarle uno de los dos viajes. Les sugiere así estar todo el fin de semana lejos de su domicilio. Les promete cien euros de ayuda al desplazamiento. ¿Adivina el lector quien debe pagar comidas y alojamientos? ¡Los propios roqueteros perjudicados!

Tercero. El principio jurídico de confianza legítima. 
Es cierto que en la Circular 20 se indica a las partes que tienen hasta el día 4 de agosto para reclamar y ninguno lo hace. Mal. No voy a entrar en el sugerente campo de los plazos en FADA... Tan cierto es que no reclaman como que eso no justifica que la FADA pase por encima del derecho sustancial de Roquetas a disputar cuatro encuentros reales en casa y a ver aligerado el mayor peso de sus desplazamientos. 

Pero es que si nos atenemos a lo formal todavía hay tela que cortar: así como en una primera circular se dice lo de jugar en Granada (aunque se juega en La Zubia, al lado), en las siguientes circulares se transmite una idea distinta, una y otra vez. Observe el lector la ilustración de abajo para demostrarlo:
Circular tras circular, se hace indicación expresa a cambios en los desplazamientos sorteados, si es que existen. Vea a la izquierda la que afecta a la Zona Occidental. En el mismo lugar para anotaciones en la Zona Oriental no se dice nada. Para más abundamiento, en el resumen de kilometrajes (arriba) no hay reflejo alguno de los desplazamientos a supuestos "puntos medios" en Granada. Ese conteo da por supuesto que no existen, corroborando la ausencia de notificación.
En base a la información de todas estas circulares, el C.A. Roquetas adquiere el derecho a la confianza legítima de que jugará sus cuatro encuentros caseros realmente en casa.

Sólo cuatro o cinco días antes de su encuentro es cuando el primer equipo cordobés se dirige a la FADA sobre este asunto, aludiendo a lo que se dijo en la Circular 20. Sólo en ese momento se agita la FADA, ni un segundo antes.

¿Qué hace la FADA?: Impone una cuestión formal menor -lo que dijo erróneamente en una circular, no en las siguientes- por encima de lo principal que son los derechos que acabo de explicar arriba. E, incluso, por encima de lo que explico seguidamente.

Cuarto. La guinda del pastel: el derecho reglamentario a señalar otro local.
El art. 119.2 del RGFADA permite a un equipo señalar un lugar diferente de modo excepcional siempre que el nuevo local reúna condiciones reglamentarias y no suponga mayor desplazamiento para el rival.

No es disparatado suponer que el C.A. Roquetas habría tenido derecho a señalar otro local que, por un lado, evitara a sus contrincantes desplazarse más de 300 kilómetros y, por otro, le hubiera permitido a él disfrutar de su derecho a jugar en casa o cerca. Roquetas, si hubiera sido bien instruida, podría haber señalado un local en Adra, por ejemplo, a 294 kms. de Córdoba. O en Motril. 

Considerazioni di famiglia

Seguir Leyendo